«

»

Conclusiones del juego de gemas

Bueno, acá va lo prometido, es un texto bastante extenso como esperaba que fuese, de ahí también mi tardanza en escribirlo, he necesitado tener todos mis sentidos puestos en ello y me he tirado tres tardes escribiendo, por favor, tómense su tiempo para leerlo y ya me comentan lo que quieran.

Vayamos por partes.

La intención de realizar la exposición de las gemas en cada chakra y cada día, tenía como objetivo ir imprimiendo progresivamente la energía de las mismas en todo el sistema energético, incidiendo en los puntos de entrada y salida del sistema, los vórtices de luz del aura. Como sabemos, cada chakra está asociado a los órganos circundantes de su área de influencia y a determinadas áreas relacionadas con nuestra psique. De entrada nos enfocamos sólo en los 7 principales que se encuentran localizados a lo largo del eje del cuerpo. En líneas generales, podemos resumir algunas de las funciones de los distintos chakras y las manifestaciones de conflictos psicológicos más comunes:

1º Función: Tiene que ver con los mecanismos de supervivencia del cuerpo físico: dinero, alimento, comida. Arraigo al planeta, conexión a tierra, base, estabilidad.

Conflictos mentales y emocionales: Incapacidad de mantener un trabajo o modo de ganarse la vida permanente, falta de compromiso, no actuar por miedos, necesidad de seguridad en el mundo, asuntos inacabados con los padres, abuso o descuido en la infancia, ira, violencia, agresividad, poca capacidad de resistencia física y anímica.

2º Función: Tiene que ver con los aspectos de la energía sexual, centro de la creatividad, percepción de las emociones de otras personas.

Conflictos mentales y emocionales: Conflictos sexuales y de control sobre otras personas, culpabilidad, alteración emocional, miedo a ser abandonado, poder o control en el mundo físico, abuso/incesto sexual o emocional.

3º Función: Punto de distribución en el cuerpo para las energías psíquicas. Centro de la voluntad, poder personal, autoridad, control de uno mismo y autovaloración.

Conflictos mentales y emocionales: Miedo, intimidación, falta de confianza, respeto o control de uno mismo, falta de iniciativa, incapacidad para creer en los demás, miedo a asumir responsabilidades o a tomar decisiones por uno mismo, conflictos de autoridad.

4º Función: Chakra del amor, la afinidad, la compasión y el soporte. Unidad con la vida, amor divino incondicional, perdón y apertura, sentido de la identidad. Conecta los tres centros inferiores físico-emocionales con los tres centros superiores mental-espirituales.

Conflictos mentales y emocionales: Penas, conflictos con el perdón, juicios exigentes, resentimiento, temor, amargura, incapacidad de dar amor a uno mismo o a los demás, incapacidad de recibir amor.

5º Función: Chakra de la comunicación, la inspiración, la expresión personal, seguir nuestros propios sueños. Centro de recepción de la voz interior (clariaudiencia), poder de la palabra hablada, asumir la responsabilidad de nuestras necesidades personales.

Conflictos mentales y emocionales: Conflictos con la expresión personal, incapacidad para expresar nuestros verdaderos sentimientos, pensamientos y creencias, incapacidad de hablar en nuestra propia defensa, conflictos relativos a seguir nuestros sueños y a utilizar nuestro poder para crear en el mundo físico, timidez.

6º Función: Centro de la clarividencia, intuición, sabiduría, visión personal. Poder de visualización, imaginación, vislumbre. Telepatía mental.

Conflictos mentales y emocionales: Temor a autoevaluarse, capacidades y conocimiento intuitivos, mal uso de las capacidades intelectuales, temor a abrirse a las ideas de otros, paranoia, rehusarse a aprender de las experiencias de la vida, incapacidad de aprendizaje.

7º Función: Recinto del conocimiento e intuición pura, ver el propósito final de nuestras vidas, libre albedrío/posesión del cuerpo. Actitudes, fe, valores. Ética, coraje y humanitarismo.

Conflictos mentales y emocionales: Incapacidad para confiar en la vida, ausencia de fe, falta de inspiración, conflictos con el humanitarismo, incapacidad de tomar decisiones, confusión.

Los chakras guardan relación entre sí y con todo el entramado de “carreteras informativas” conocidas como meridianos, que son una especie de caminos de luz que discurren a través del cuerpo etérico. De allí que sea una cosa común emplear una gema en alguna zona del cuerpo y sentir movimientos, flujos, corrientes u hormigueos que se dirigen a zonas incluso muy lejanas como pueden ser los pies. Calambres, adormecimientos, pequeños dolores momentáneos y pinchazos se pueden presentar, como parte del proceso de paso de la energía de la gema a través de nuestro entramado energético. Todo es absolutamente normal y no entraña ningún peligro, con frecuencia esas manifestaciones están evidenciando el desbloqueo de éstas zonas, la liberación y limpieza de dichos canales.

Cada una de las 3 piedras empleadas, con su energía particular estaba destinada a “impactar” sobre cada chakra y a hacer movilizar material informativo del mismo. Las piedras favorecen una especie de permeabilización de los mismos a través de su imposición acompañada de la respiración profunda y consciente. La respiración actúa dinamizando nuestra aura y abriéndola para hacer acopio del patrón de energía propio de la piedra en cuestión.

Asociado a los chakras y a sus interconexiones meridionales, hay recuerdos, memorias, energías de muy variada calificación dentro nuestro, que a causa de esta inyección de energía refinada por parte del cristal, surgen a la conciencia. Algunas de estas memorias pueden ser de nuestro agrado … o no, según estemos dispuestos a tolerar las debilidades de nuestro carácter o los sucesos que nos causaron estrés en el pasado. Concibamos nuestro mundo mental como la imagen de un iceberg: apenas una porción que aflora a la superficie (la faceta que vemos, nuestra mente consciente) y una gran masa informe que subyace en las profundidades. Esta última es la vasta biblioteca informativa de nuestro subconsciente. En él se encuentran almacenadas las memorias de cada hecho vivido con todos sus detalles, y elementos. Diríamos que es un viejo anticuario donde almacenamos la parte de la realidad de la que no hemos sido conscientes, aquello en lo que no reparamos, u olvidamos, y todo permanece allí en forma de un archivo un tanto caótico lleno de recursos muy valiosos que pueden servirnos para progresar en nuestro crecimiento y evolución.

Las piedras son unas grandes maestras en ayudarnos a alcanzar el valioso material de esta biblioteca. Con su luz como candil nos ayudan a ver entre medio del caos y según el tipo de piedra que se trate, nos llevaran a un tipo de archivo o a otro, cosa que viene estrechamente ligado a su naturaleza.

Como hemos trabajado con 3 piedras muy concretas, con una luz única y muy especial, la información que nos han permitido ver cada una es de lo más variada. Nos toca ahora a nosotras, armar nuestro particular rompecabezas personal. Dado que somos todas personas distintas, nuestro material interno subconsciente también es distinto. La experiencia, vivencias, personalidad, adaptación y empleo de recursos de cada persona es única, por tanto la experiencia con la piedra ineludiblemente debía ser también única. Lo único que tuvimos en común fue el uso de una misma clase de gema, pero los materiales informativos que afloraron a la conciencia de cada una, son exclusivos.

Toda esta información es principalmente útil para la persona que experimentó (aunque nos puede servir a otros como conocimiento), todo lo que emergió (y aún si no emergió nada) a la conciencia, son datos y señales que podemos emplear en nuestro propio conocimiento personal, nos aporta ideas de donde estamos fallando, donde se está desviando nuestra energía, donde quedan lecciones que aprender, a dónde dirigir nuestros pasos y por encima de todo, una de las cosas más valiosas, es que nos ha puesto en contacto con una serie de recursos interiores que permanecen allí latentes, ahora desempolvados para ser aprovechados, cosas como una nueva motivación, alegría sin motivo, creatividad, vitalidad física, abundancia de sueños con significado claro, respuesta a nuestras inquietudes, conexión espiritual, etc.

Pasemos ahora a relatar un poco la “especialidad” de cada una de las piedras que empleamos y cada quién aproveche de sacar sus propias conclusiones personales respecto a los resultados que obtuvo con su propio trabajo:

Cuarzo Rosa: considerada la piedra del amor, su acción no se limita a la atracción de éste en plan búsqueda de pareja como está tan difundido. El cuarzo rosa nos conecta con la energía del amor en todas sus variantes. Esto pasa por el amor hacia otros seres humanos (o seres vivos), el amor que ponemos en las cosas que hacemos, el amor universal y especialmente el amor hacia uno mismo. El amor es la asignatura pendiente de todos como humanidad. Es nuestra herencia, nuestro sino, aquello de lo que estamos hechos. Implica tanto el darlo como el estar abiertos a recibirlo y es uno de los mayores desafíos de nuestra vida, explica el tipo de interacciones que tenemos con nosotros, con los otros, con la naturaleza, con la vida misma.

Cuando se trabaja con esta piedra, podemos esperar que afloren memorias respecto a nuestras relaciones afectivas (de pareja, familiares, amistosas) o a la relación que guardamos con nosotros mismos, y en muchos casos, la relación que guardamos con Dios, con el Espíritu, con lo sagrado. Viejos agravios, desengaños, rencores, resentimientos que se creían superados, vuelven a surgir para ser sanados. Sentimiento de minusvalía, de autodesprecio, de no merecimiento, de indignidad, dolores antiguos… y todo esto puede suceder a cualquiera de los chakras trabajados, y aquél donde aparezcan indica claramente su relación con los temas que incumben al mismo.

Por otra parte están los valores que surgen, el amor más profundo, el sentimiento más noble, la universalidad misma del amor y su incondicionalidad, la necesidad de proteger, de cuidar, de brindar afecto con libertad, con el corazón abierto, sin miedo, sin mezquindad.

El cuarzo rosa llevará la energía del amor a todos los rincones de nuestro ser y hará evidente todas aquellas áreas o relaciones donde hay conflictos con esta energía. Su impulso será propicio para llevar la sanación allí donde hace falta, para activar en nosotros la energía de la comprensión y el perdón, depurando de este modo el dolor y el egoísmo. Pero somos libres de elegir ese camino… o desandarlo y volver a la cómoda posición donde hemos creado una barrera de desamor como protección para nuestro ego lastimado.

En su recorrido por cada chakra, el cuarzo rosa despertará nuestra apertura hacia la vida, al sentido divino de nuestra existencia y al cómo proyectarlo en todos los asuntos cotidianos (1º). Nos ayuda a liberar el dolor y la represión en nuestras relaciones para conducirnos a uniones más fértiles, creativas y aportadoras de belleza (2º). En la fusión con nuestro Yo más esencial, nos ayuda a desarrollar la humildad y la fuerza para la acción ecológica con todas las partes que conforman nuestro ser (3º). Nos ayuda a conectar con el otro activando el amor divino sin condiciones, que comprende y perdona de corazón (4º). Nuestra expresión oral, y nuestra comunicación interna, fluye libre de recriminaciones, enfados, desprecios y nuestras palabras nacidas del corazón, traen armonía y curación (5º). Nuestra visión se aclara y vemos con nuevos ojos, lo hermoso se revela y las limitaciones mentales se liberan (6º). Reconectamos con la esencia del amor infinito que nace de lo divino en nosotros (7º)

Cuarzo Citrino: una gema con una fuerza potente, muy caliente, proyectiva y revitalizadora. Activa mucho la mente, aporta claridad de pensamiento. Este cristal trabaja magistralmente en el área de la asimilación emocional. Todo lo que procesamos emocionalmente debe ser examinado y clasificado antes de poder adoptar cualquier nuevo sentimiento u acción concreta al respecto. Nos ayuda a rastrear y a revelar aquellas viejas emociones, reacciones y dolores, y luego debemos seleccionar cuidadosamente qué vamos a conservar y qué vamos a descartar. El citrino es como un rayo de sol que inunda todo el sistema del cuerpo de luz y nos muestra clara y concretamente qué es aquello que se nos está “atragantando”, y que nos cuesta asimilar, aceptar o definitivamente dejar atrás. En algunos de vuestros comentarios, salieron a relucir éstos aspectos (enfados, necesidad de zanjar viejos asuntos).

El citrino activa en profundidad la sabiduría de nuestra alma, con frecuencia nos induce al movimiento, a las acciones concretas que la pongan de manifiesto, es una energía muy dinámica y activadora, fuerza de concreción y determinación. Mal llevada puede tornarnos agresivos y autoritaritarios.

A su paso por los distintos chakras, el citrino ilumina distintos aspectos de nuestra psique. Atraviesa el ámbito de nuestras necesidades, deseos y angustias existenciales, animándonos a incorporar las verdades reconocidas de forma intuitiva en el enfrentamiento con nuestra vida cotidiana. Aviva nuestro deseo de vivir lo divino en el plano terrenal con gran intensidad (1º). Su rayo luminoso te confronta con el “tú” que eres en el nivel de pareja y de relaciones, impregnando de sabiduría nuestros encuentros, tanto aquellos que rechazamos como aquellos que deseamos (2º) (¿resuena a alguien?). Refuerza en gran medida la energía de nuestra autorrealización, lo que nos lleva a armonizarnos con la voluntad divina (3º) produciendo de este modo acciones determinadas, más firmes y seguras. A nivel corporal, en el 3er chakra influye grandemente en la labor digestiva del estómago, símil orgánico donde ocurre la transformación y asimilación de los alimentos. Con ello no sólo se elabora lo comido y bebido en sentido literal y metafórico, sino el modo en que lo hemos hecho, relacionado con la forma y manera en que nutrirnos nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro espíritu… (leí que alguna tuvo problemas estomacales en esta fase, he aquí la explicación de los malestares). La forma en que nos alimentamos, representa la forma en que alimentamos nuestro ser y sus necesidades (evalúenlo). No obstante los malestares, el citrino actúa orgánicamente desintoxicando y descongestionando el hígado y la vesícula. También el bazo y el páncreas son afectados por esta energía. Con la energía del citrino nos enfrentamos con nuestros aspectos más sombríos y nos sentimos animados con sabiduría a convertirlos en dones divinos.

En el 4º chakra, el citrino activa la sabiduría del corazón y adquirimos conciencia, reconocemos aquello que nos hace sufrir y también admitimos que sólo sufriremos mientras no seamos capaces de asumir que somos nosotros mismos la causa de ello, ya que siempre podemos decidir a favor del miedo o del amor. Con el citrino a nivel de la garganta (5º), nos expresamos con firmeza, y a través de la sabiduría de nuestra conciencia, somos más capaces de comunicar con palabras aquellas experiencias que hemos reconocido.

Cada vez más libres de las limitaciones de nuestro ego mental inferior y más alineados con la voluntad divina que percibimos con mayor claridad, nos tornamos más visionarios, creativos e intuitivos (6º) y en consecuencia procedemos más allá de los juicios de valor y conceptos autodestructivos y liberados del deseo de dominar la voluntad de los demás.

Las percepciones luminosas, las ideas brillantes iluminan nuestra conciencia y resurge nuestro afán por abrirnos a la sabiduría del espíritu (7º).

Esto son los dones que nos ofrece el citrino, pero podemos distorsionar las cosas, o elegir no verlas y reaccionar desmedidamente, cuando esto ocurre se evidencia un conflicto de asimilación interna (tomar nota).

Amatista: es la piedra alquímica por excelencia, desarrolla la intuición y favorece la meditación. Activa en nosotros la capacidad de cambiar, modificando conceptos o modelos de creencias acerca de nosotros mismos y del mundo en que vivimos, cambios que redundan en una nueva conciencia y una nueva manera de contemplar la realidad. Abre un canal de comunicación con el Ser Superior y equilibra la mente. Lo más notorio al trabajar con amatista es constatar cómo se van transmutando las energías densas hasta llegar a estados más sutiles, de ello emerge una nueva perspectiva de las mismas situaciones que antes podían afectarnos negativamente y ahora las podemos observar con mayor paz y sobre todo con desapego emocional. El violeta es el último color del espectro visible por el ojo humano, de allí que despierte las energías más elevadas de nuestro ser. Es una fuerza transformadora que nos ofrece la oportunidad de liberarnos de dependencias y vínculos dañinos, de energías mal calificadas y de todo aquello que entorpece el encuentro con nuestra esencia.

En el 1º chakra, nos libera de memorias dolorosas que retornan una y otra vez con el karma. Nuestros impulsos se orientan con más fuerza hacia nuestro cometido superior. En el 2º experimentamos la liberación de las dificultades repetitivas que mantenemos con personas a quienes nos une una estrecha relación (seres queridos, familiares, amigos). En un nivel más alto reconocemos en el otro la divinidad y no nada más los factores que nos generan conflictos.

En el 3º, el miedo, el abuso de poder, la arrogancia, la desconfianza, se transforman en capacidad de desarrollar el valor, la humildad, la autoconciencia, la responsabilidad, la fuerza. Con ello liberamos comportamientos y actitudes egoístas.

Nuestro amor y nuestro deseo de vivir una espiritualidad plena y consciente, se ven expandidos por la fuerza de la energía violeta actuando sobre el 4º chakra. Llegada al 5º chakra, estimula la comunicación espiritual con nosotros mismos y con otros, a niveles más profundos.

La intuición más elevada y la visión interior espiritual nos conducen a la Unidad, experimentada conscientemente a través de su influencia en el 6º chakra. En el 7º chakra, la fuerza de la amatista puede fluir a través de todo el canal central, en esta activación se lleva a cabo el misterio de la reunificación divina al máximo nivel. Tenemos la posibilidad de vivir experiencias más allá del ego limitado, experiencias de unidad, de totalidad…

Ya para terminar, indicar que el orden en el que fueron prescritas las piedras tenía un sentido: cuarzo rosa iba a remover nuestra energía afectiva, a mostrarnos la calidad de nuestra relación con la energía del amor iluminando distintos aspectos de nuestra vida, mostrándonos debilidades y fortalezas interiores.

El cuarzo citrino estaba destinado a imprimirle el “turbo” a este conocimiento, ya que actúa en la emocionalidad, a la vez que activa la parte mental, por tanto nos ofrece la integración de ambas experiencias; su energía en ese momento, llevaba el propósito de hacernos observar y asimilar lo que surgió del trabajo con el cuarzo rosa o bien poner de relieve las emociones más viscerales y aquellas relaciones o circunstancias que nos las despiertan, para ser integradas.

Finalmente, la amatista tenía como propósito sublimar lo que surgiera del trabajo anterior, ofreciendo una transformación, un necesario cambio hacia una perspectiva distinta…. Algunas veces esto no es miel con hojuelas, y puede requerir acciones drásticas en consonancia con nuestro sentir más elevado.

Espero que tras esta extensa explicación, el trabajo realizado cobre un mayor sentido para vosotras. Para cualquier impresión que quieran compartir, el post queda abierto a los comentarios.

Un abrazote.

Rita Stone – http://entrepiedras.es

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Difunde esta información:
Facebook facebook   Twitter twitter   Email email  

14 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. anonimo

    excelente!te sigo siempre!:)

  2. María José

    Gracias Rita un resumen expectacular.

    Como has dicho… tomandome mi tiempo para meditar sobre mi propio proceso.

    Besos.

  3. Amparo

    Muchas gracias Rita, este juego experimental e instructivo me ha encantado ya que lo he disfrutado con la ilusion de una niña y me ha ayudado a ver, comprender , solucionar, por tanto a darle otro nuevo vuelco a mi vida e impulso para emprender nuevas aventuras , con una mochila mas liviana , en la que ahora queda un espacio para rellenar con cosas bellas y placenteras que hasta ahora no me era imposible recolectar, por que no sabia que era lo que me podia permitir cambiar o eliminar. Como siempre nuestras maravillosas amigas las piedras, cristales y/o gemas, son las sanadoras por excelencia que de nuevo me ayudan a conectar con mi esencia brindandome la oportunidad de conocerme un poquito mas y sanarme desde la conciencia, permitiendome reconocer esa luz y amor natural que me empeño en esconder y negar en algunos casos o momentos de mi existencia, aceptandome, asimilando y permitiendo que esta fluya, atreviendome a ser yo misma.

  4. carmen(mamen)

    Gracias por esta extraordinaria informacion.Este juego con la ayuda de las piedras, me ha llevado a a experimentar, liberar y sanar, varios aspectos de mi vida,conectando con esamagia que tienen las piedras ,asimilando mejor las cosas. Un fuerte abrazo.

  5. Victoria

    No he desaparecido, estoy por aquí en alguna parte 😀
    Muy pronto mi respuesta como este tema se merece.
    De momento mil gracias a Rita y todas vosotras por inventar el juego, organizarlo, participar y compartir. Ha sido una experiencia fantástica.

    1. Rita

      ya te echaba de menos 😉

  6. anonimo

    Necesito tu ayuda,que cristal recomendarias para ayudar a una persona con fuertes mareos y desmayoes que sufrio una intervencion quirurgica de columna?A ver si me puedes recomendar algo con las piedras,pense que hematite…para que se “arraigue”bien en tierra,en la planta de los pies,pero no se….espero leas esto pronto!es de urgencia.Gracias!soy fan de tu blog!;-)

  7. Rita

    Si, es una buena idea Hematites como complemento, el magnético aún mejor (llevar encima, en los bolsillos por ejemplo o dentro de los calcetines). Cerca del área de intervención, la fluorita ayuda a restituir el equilibrio nervioso (especialmente la púrpura-violeta), muy recomendable. La Selenita ayuda a restitutir la flexibilidad. He tenido muy buenas experiencias también a nivel de vértebras con cuarzo turmalinado, impuesto sobre ellas.
    No obstante si ha quedado alguna secuela producto de la operación, habría que mirarlo como toca, desde la asistencia médica.

  8. Victoria

    Hola a todas:
    Tras un tiempo de barbecho, aquí estoy de nuevo. Para mí, hacer el “experimento de piedrología” ha significado mucha diversión y aprendizaje de la forma más directa posible: en las propias carnes. Después de media vida teniendo sensaciones, sentimientos e ideas que no sabía explicar y que apenas podía compartir sin que me tacharan de “extravagante” (y esto siendo políticamente correcta), por fin empiezo a comprender y a aceptar, puedo compartir y expresarme libremente. Muchas gracias.
    Con este experimento y con mi curso de energía del verano, por fin he podido pasar de la teoría de los libros a la práctica en la realidad. Y me he llevado muchas sorpresas, la mayoría agradables. He descubierto el por qué de mi pasión por las piedras, he aprendido a aceptar que la comunicación con otros planos de la existencia es real y es un regalo, con lo que no debo sentirme asustada sino privilegiada, que el mundo no es como creemos que es sino como lo vemos, y que el cuarzo rosa es el alma del mundo, el citrino es la luz en la oscuridad y la amatista es la llave que abre las puertas al espíritu y lo libera.
    Excelente trabajo, muchas gracias a todas. Por supuesto, me apunto para el siguiente experimento.

  9. Lady

    Hola! deje de usar mi cuarzo rosa durante bastante tiempo, Es cierto que puedo limpiarlo enterrandolo en la tierra durante 7 dias? y asi mismo poderlo reactivar?

    1. Rita Stone

      Si, Lady, es un modo de limpiarlo.

  10. Irene

    Gracias por la información,mi pregunta, es cierto que las piedras pueden exclusivos para tocarlos caso contrario se energiza con el que puede tener contacto?

  11. Irene

    GRACIAS
    RITA, EXCELENTE ORIENTACIÓN

  12. Gisel

    Hola Rita, como se utilizan las piedras una por cada día, las tres juntas o una por una cada día?
    es u tema muy interesante y un juego que me gustaria realizar para mejorar muchas cosas de mi personalidad.

    Gracias infinitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR