«

»

El Cristal de los Milagros: Fundamentos

El Proyecto Cristal de los Milagros  (clic en el enlace para más info antes de continuar) parte de la base de que estamos rodeados de magia y de milagros que continuamente ocurren a nuestro alrededor, y quiero sencillamente gente dispuesta a atestiguarlos… 😉 y contribuir con ello a aumentar las vibraciones a nuestro alrededor… porque ¿hay algo más jubiloso que ser testigos de un milagro?

Cuando deseamos un cambio en nuestra realidad ordinaria, centrada en su mayoría en asuntos y preocupaciones acerca del trabajo, dinero, hogar, relaciones, salud y pertenencias, por lo general intentamos alterar nuestra realidad física o simplemente hacemos algo diferente para mejorar nuestro bienestar total. Aunque este enfoque es lógico, existe otro adicional. Dado que somos como puertas giratorias entre el mundo de la materia y el mundo sutil (seres espirituales a la vez que humanos), la estrategia opuesta es también válida, esto es: cambiar nuestra realidad desde nuestro Yo espiritual y nuestro Poder Superior.

En tanto que la creación física tiene resultados más o menos previsibles, la creación espiritual es drásticamente mayor y decididamente imprevisible, ya que ni nuestro Yo Superior, ni nuestro sistema espiritual tienen que apoyarse en leyes físicas como el tiempo, causa-efecto o estimulo-respuesta. De allí que a falta de una palabra mejor, a estas creaciones las denominaremos MILAGROS… (aunque es una mentirijilla como se ve jeje).

Toda creación procede de la energía y toda energía proviene de la Fuente Divina.

Antes de entrar en materia acerca de la forma en que llevaremos a cabo el juego, voy a esbozar algunos conceptos importantes relativos a la creación.

Magia: no me refiero con ello a trucos, ni a rituales, al menos, no en este caso, si no a ese hilo conductor sutil que enlaza las vidas de los seres humanos dotándolas de significado. La magia implica permitir que otra gente nos ayude en el proceso creativo de aquello que queremos conseguir.

Milagro: Este fenómeno se obtiene de permitir que la energía espiritual haga el trabajo creativo por nosotros… ¿o a través de nosotros? 😉

Trabajo: Esto se refiere fundamentalmente a la creación de cosas en nuestro mundo tangible a base de esfuerzo y acciones físicas y/o intelectuales.

En tanto que las tres avenidas del cambio – trabajo, magia y milagros – trasvasan energía de lo espiritual a lo físico, el trabajo emana energías ante todo físicas y sólo de forma incidental espirituales. Los milagros operan casi enteramente con la energía invisible de frecuencia superior.. La magia surge a partes iguales de las energías espirituales y físicas.

Las manifestaciones espirituales son más fáciles que las de cualquier otra variedad, pues implican permitirnos a nosotros mismos devenir agentes para la magia y los milagros. La única cosa que puede entorpecerlas es la duda del ego… pero le vamos a distraer un rato convirtiéndolo en nuestro aliado de juegos 😉

La magia y los milagros no están asociados a procesos ocultos, y ni siquiera religiosos. Son formas naturales de creación y todos estamos dotados con el conocimiento interno para ello, y con los derechos externos para ello.

Para permitir que la magia acontezca, debemos contemplarnos a nosotros como puertas giratorias entre lo material y lo espiritual, y ser conscientes de que los demás también lo son. Si nos permitimos confiar en otra gente, pueden convertirse en “médiums” o puentes, para canalizar energía espiritual para nosotros.

Tal y como yo lo veo, la magia puede aparecer bajo muchas formas, pero siempre viene a través de otra gente. Está operando cuando caído del cielo, un amigo perdido hace largo tiempo me llama justo en el momento en que necesitaba hablar con él. Ocurre cuando por una coincidencia un anuncio publicitario nos proporciona la idea que buscábamos, o alguien en la calle nos comparte justamente la información que estábamos precisando. La magia ocurre cuando alguien nos dice exactamente lo que deseábamos oír, o nuestro jefe nos da un inesperado y necesario aumento de sueldo.

Pero la magia también puede presentarse en situaciones que no parecen beneficiarnos de forma inmediata. Clara tuvo tres incidentes de destino mágico respecto a su último coche. Había pedido a la Fuente Divina que le ayudara a librarse de su viejo Plymouth azul que no dejaba de averiarse. Había también querido, que de algún modo fuera capaz de sacar lo suficiente por él como para pagar un precio razonable por otro nuevo dado que no disponía de ningún otro dinero extra. En los siguientes meses se vio envuelta en 3 accidentes. En cada uno de ellos fue la otra parte la culpable y nadie resultó herido, en cada caso, el único dañado resultó ser su coche (¡parece que él mismo pedía la jubilación a gritos!). El último golpe fue siniestro total. Su seguro no sólo se quedó con su viejo coche, sino que le dio lo bastante como para comprarse un vehículo a estrenar y el cual sólo ha requerido unos 50 dólares en facturas de reparación durante 3 años!.

La magia es una fuerza curativa espiritual, aunque usa a la gente como instrumento de reparto. La clave para la magia es confiar en la gente. No estoy hablando de ser ingenuo o ignorante; es importante saber quién es digno de confianza y quién no lo es. La mejor manera de gestionar la magia es tener clara la necesidad curativa o de manifestación, y entonces estar abiertos para permitir que la Fuente Divina opere a través de la persona apropiada y segura.

Los milagros están obviamente conectados con lo divino.. El problema es que pocos de nosotros reconocemos la presencia de milagros en nuestra vida presente. A menos que nos abramos a ellos, creamos en ellos y los advirtamos cuando ocurren, probablemente experimentemos pocos milagros. La mayoría de nosotros nos manifestamos y curamos al revés. Nuestras ganancias provienen en un 90% del trabajo, un 9,9% de la magia y somos afortunados en un 0,1% de los milagros. Debiera ser lo contrario: 90% de milagros, 9,9% de magia y 0,1% de trabajo…., y esto es posible si nos unimos al fluir mágico de la vida.

La clave para abrirnos a los milagros es definirlos adecuadamente. Un milagro es cualquier acaecimiento que nos hace progresar en nuestro sendero hacia el propósito o realización, y eso es gestionado por la energía de la Fuente Divina. Para que ocurra un milagro, nuestra voluntad no debe estorbar. Debemos dejar de insistir en que nuestra meta debe ser lograda de cierta manera o a través de cierta persona. No podemos permitirnos el creer que nuestro compañero para toda la vida va a ser esa mujer u hombre guapísimos que conocimos en la última fiesta. No podemos informar al universo de que nuestro libro debe ser publicado por este o aquel editor. Recuerda, la gente tiene libre albedrío!. Si estás contando con cierta empresa para que te contrate, de manera que puedas lograr a través de ella tus metas, puedes verte seriamente decepcionado. Dado que cada persona dentro de esa empresa tiene libre albedrío, podrían rechazarte, o puede que te empleen sólo para darte cuenta después de que odias el empleo..

Si bloqueamos nuestro espíritu apegándonos al “cómo”, puede que no dejemos a nuestro espíritu diseñar una situación capaz de obrar realmente en nuestro favor. Podemos – de hecho, debemos – declarar nuestros sueños y nuestros deseos. Sin embargo, aferrarse a cierto sendero, persona o proceso sólo limita la capacidad de maniobra de nuestro Yo Superior, energías y guías espirituales y de la Fuente Divina misma. Cuando declaramos nuestras necesidades y entonces, siguiendo nuestros principios, cedemos el “cómo” al Universo, nos trasladamos a un estado de dejarse ir, de soltar. Cuando dejamos de intentar conseguir que ocurra, y en vez de ello dejamos que ocurra, creamos un enorme potencial para los milagros.

Estos milagros o dones de la gracia, como algunas personas los llaman,  pueden parecer minúsculos o gigantescos. Hay milagros que van desde encontrar 50 centavos que se necesitaban para esa botella tan deseada de gaseosa, hasta ver como alguien se recupera de un cáncer ante nuestros propios y atónitos ojos. Advertir milagros erige nuestra fe en ellos. Cuanta más fe tenemos, más milagros recibimos. La fe tiene que ver con la confianza en otra gente, en la Fuente Divina, y en el Yo que quiere darnos los que deseamos. Visto desde este ángulo los milagros son algo que puedes entrenarte a recibir.

Ahora pregunto: ¿quién se apunta a este experimento tan divertido de recolectar milagros en nuestra vida?

Espero que muchos..!  mañana mismo tendrán publicados en el blog los pasos a seguir (lo he dejado programado el post para que llegue bien temprano en la mañana y podamos empezar cuánto antes).

No olviden el cristal de cuarzo transparente..!

Un saludo cordial y feliz domingo!,

 

Rita Stone – http://entrepiedras.es

 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Difunde esta información:
Facebook facebook   Twitter twitter   Email email  

8 comentarios

4 pings

Ir al formulario de comentarios

  1. IMMA

    Yo me apunto, Rita, claro que sí !!!.
    Un abrazo a tod@s,

  2. Victoria

    Genial Rita! Me apunto de cabeza… Doy fe que desde que he cambiado mi chip, cada vez me ocurren más milagros y siento, como tú dices, una confianza en la vida y en la fuente de lo divino que no se de donde viene, pero que me hace sentir confiada y tranquila. Gracias por crear este portal de magia para todos nosotros.

    Me apunto a este nueva forma de vida = 90% de milagros, 9,9% de magia y 0,1% de trabajo… jajaja!!

  3. tania arbaje

    me apunto. claro que los milagros existen,solo debemso dejarnos fluir y no controlar nada , llegaran a nuestras vidas de manera constante.

  4. María José

    Impaciente me tienes desde tu primer anuncio.

    Cuando salimos?????

    90% de milagros, 9,9% de magia y 0,1% de trabajo……allla vamos.

  5. Itsa

    A mi me ha pasado ya eso que dices: cambiar de camino de vuelta a casa, porque algo en mi interior me lo decía, y encontrarme con ese amigo que hacia tanto que no veía…
    No esperar nada y recibir una llamada para un puesto de trabajo…

    Y un golpe con el coche, nadie dañado, y recibir el dinero que necesitaba!

    Preparo mi cristal para mañana.

    Saludos!

  6. Ana

    Yo tambien me apunto

  7. Toni

    Qué trabajo más bueno, Rita!!! Genial!
    Gracias Rita!!!

    Recuerdos (Guiño)

  8. larisa

    Hola quisiera me ayudara me he acercado un poco al maravilloso mundo de los cuarzos y me gusta mucho
    en estos momentos estoy padeciendo de la cervical con mareos tengo pendiente en unos dias hacerme una resonancia magntetica para ver como estan las vertebras pero quieisera me ayudaran para ver con que piedras me pudiera ayudar y como ponerlas saludos larisa

  1. El cristal de los milagros: 3era semana |

    […] El Cristal de los Milagros: Fundamentos […]

  2. El Cristal de los Milagros: 4ta semana |

    […] El Cristal de los Milagros: Fundamentos […]

  3. El cristal de los milagros: conclusiones |

    […] El Cristal de los Milagros: Fundamentos […]

  4. El cristal de los milagros: 2da semana |

    […] El Cristal de los Milagros: Fundamentos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR